Transmedia, ciencia ficción y la otredad. Sobre el film “District 9”

Hace más de un mes con Fede vimos el corto sudafricano de ciencia ficción Alive in Joburg (2005), de Neill Blomkamp, y nos quedamos bastante sorprendidos por la hibridación de géneros, formatos y discrusos que pone en pantalla, perfectamente hilvanados para generar una tensión que nunca decae . Nos quedamos con ganas de más…

Leyendo sobre el tema nos enteramos de que en 2009 se estrenaría District 9, el largo que expande tanto la trama como la ingeniería de imagen que se presentan en el corto.

Creo que esta película (trailer) dejerá una huella en el cine contemporáneo.
Hay que atender a la hibridación de formatos: un thriller de ciencia ficción que se apropia del discurso mediático, el registro del reality (cámara en mano, enunciación de corte testimonial), con una clara influencia del 3D y del cine de acción.

Animación, Cine digital, televisión y video de tipo “amateur” (por su espontaneidad, estética “low-fi” y factura técnica) confluyen en un largo que reflexiona sobre la otredad, la inmigración, los recursos no renovables, la escasez… política, miedos e imaginario social se entrecruzan en la trama de un filme en el cual se linkean y resignifican los discursos de las distintas pantallas.

Meses antes de que la película se estrenara en EEUU,  se lanzó una campaña transmedial que aseguró que incluso los no-fans del cine de ciencia ficción se interesaran por el largo. Así fue que se reflotó el corto original, que comenzó a circular por Internet, TV y demás medios de comunicación, de la mano de videojuegos y una importante propuesta multiplataforma.

El largo no llegó a Argentina pero se estrenó en EEUU y dejó una estela de críticas auspiciosas.

Make no mistake about it — District 9 is almost certainly the most impressive film released this summer and one of the best science fiction films to be released in recent years. It raises a high bar for Avatar, The Surrogates, and some of the other SF films which we are anticipating for Fall release.

[Lo dijo Jenkins en este post que me compartió Inés Roggi]

Sobre la trama. El título y la premisa narrativa de la película están inspirados en hechos históricos que tomaron lugar en el Disdrito 6 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, durante el Apartheid. En 1966, el Distrito 6 fue declarado zona de blancos exclusivamente y durante las décadas que siguieron más de 60 mil personas fueron erradicadas del lugar y relocalizadas en Cape Flats, a 25 kilómetros.

  • Time dijo que se trata de la mejor película del verano norteamericano.
  • CBCnews pensó que se trata de un thriller de ciencia ficción muy “inteligente”.

Por ahora, me gusta más el corto original que el trailer del filme. Sin embargo, estoy buscando adeptos para ir al estreno. ¿Quién se prende?

3 comentarios en “Transmedia, ciencia ficción y la otredad. Sobre el film “District 9”

  1. Tenemos un mundo ficticio; éste es el primer paso. Una sociedad que no existe de hecho, pero que se basa en nuestra sociedad real; es decir, ésta actúa como punto de partida. La sociedad deriva de la nuestra en alguna forma, tal vez ortogonalmente, como sucede en los relatos o novelas de mundos alternos. Es nuestro mundo desfigurado por el esfuerzo mental del autor, nuestro mundo transformado en otro que no existe o que aún no existe. Este mundo debe diferenciarse del real al menos en un aspecto que debe ser suficiente para dar lugar a acontecimientos que no ocurren en nuestra sociedad o en cualquier otra sociedad del presente o del pasado. Quiero decir que la desfiguración ha de ser conceptual, imaginada en la mente del que se imaginada quede, plasmada en letra impresa y capaz de demostrar lo que se imagina.
    Ahora tratemos de separar la fantasía de la ciencia ficción. Es imposible, y una rápida reflexión nos lo demostrará. Si el lector cree que tales mutantes pueden existir, considerará la novela de Sturgeon como ciencia ficción. Si, al contrario, opina que los mutantes, como los brujos y los ladrones, son criaturas imaginarias, leerá una novela de fantasía. La fantasía trata de aquello que la opinión general considera imposible; la ciencia ficción trata de aquello que la opinión general considera posible bajo determinadas circunstancias. Esto es, en esencia, un juicio arriesgado, puesto que no es posible saber objetivamente lo que es posible y lo que no lo es, creencias subjetivas por parte del autor y del lector.
    La ciencia ficción es creativa e inspira creatividad, lo que no sucede, por lo común, en la narrativa general. Los que leemos ciencia ficción (ahora hablo como lector, no como escritor) lo hacemos porque nos gusta experimentar esta reacción en cadena de ideas que provoca en nuestras mentes algo que leemos, algo que comporta una nueva idea; por tanto, la mejor ciencia ficción tiende en último extremo a convertirse en una colaboración entre autor y lector en la que ambos crean… y disfrutan haciéndolo: el placer es el esencial y definitivo ingrediente de la ciencia ficción, al placer de descubrir la novedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s