#YesAllWomen Shows That Misogyny Is Everyone’s Problem

Featured Image -- 1680

Originalmente publicado en TechCrunch:

If the actions of the U.C. Santa Barbara shooter last week turned the Internet into a crime scene, then the Web is also where we turn to grieve and try to process something that is truly incomprehensible and horrifying.

Since news of the murders broke, #YesAllWomen has remained one of the top trending topics on Twitter. Originally created by Twitter user gildedspine in reaction to the Not All Men meme, #YesAllWomen has given people of both genders a forum to reflect on how misogyny impacts their lives.

Ver original 688 palabras más

Los piratas somalíes que no son lo que parecen. Sobre el buen periodismo

Screen shot 2013-11-11 at 12.14.10 AM

La semana pasada asistí al One World Media Festival aquí en Londres. Uno de los paneles trataba de la importancia de contratar a periodistas locales a la hora de cubrir noticias en sitios desconocidos. Una de las panelistas, representante de Channel 4, presentó un caso excelente donde un periodista de investigación logra revelar la increíble trama detrás de los famosos “piratas de Somalia”, tantas veces retratados por la prensa occidental. Os comparto el informe, no tiene desperdicio!

http://www.channel4.com/news/somali-pirates-journalists-jamal-osman-time-magazine-kenya

Si es transparente, mejor. Sobre un post para el CCCB

medium_5983944342

Mientras en España se debate la ley de transparencia, nuevas iniciativas gubernamentales promueven prácticas de transparencia en distintos sectores de la administración pública. Hace tres meses les llegó el turno a las instituciones culturales y esto fue recibido con cierto nerviosismo entre museos y centros culturales a los que nunca antes se les había exigido que rindieran cuentas a través de sus páginas web. Pero más allá de estar obligadas a compartir ciertos datos, las instituciones deberían descubrir que ofrecer su open data no solo va a tono con una ciudadanía que pide cada vez más acceso a la información, sino que además puede convertirse en una nueva forma de diálogo que promueve el compromiso y la innovación.

En el marco de la administración pública, la transparencia es un mecanismo que previene actos de corrupción y que permite a la ciudadanía conocer el funcionamiento interno de las instituciones y cómo se manejan los fondos que éstas reciben. Pese a no ser un concepto nuevo, en el marco de la Web2.0 y ladatificación de prácticamente todo, desde organizaciones hasta humanos, la importancia de activar mecanismos de transparencia cobra especial relevancia. Por un lado, la tecnología nos brinda la posibilidad de rescatar, almacenar y compartir cantidades inusitadas de datos. Por el otro, permite la existencia de plataformas desde donde esos datos se distribuyen, Open Data Bcn, y otras donde los ciudadanos pueden exigir acceso a las informaciones que les competen. Organizaciones como Transparency International, por ejemplo, velan por el acceso a la información pública con un claro enfoque en la lucha contra la corrupción y la activación de procesos de rendimiento de cuentas. En España, la fundación ciudadana Civio busca contribuir al reconocimiento del derecho de acceso a la información, para que más ciudadanos soliciten, accedan y utilicen datos.

En junio de este año, el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC) inició un programa llamado “Transparencia en el sector artístico” que obliga a los centros de arte contemporáneo y museos que son financiados total o parcialmente con dinero público a que pongan sus datos en abierto y a disposición de la ciudadanía en sus sitios web. Además, el IAC ha creado una tabla de categorías que permite medir el cumplimiento de esta iniciativa asignando puntos a las instituciones según estas hayan compartido o no información respecto a: quién, información sobre la entidad y las personas que trabajan en la misma; qué, información sobre lo que hace la entidad, sobre sus líneas de actuación, actividades y servicios; y cuánto y cómo, información sobre cómo se llevan a cabo estas actividades y servicios, cuál es su coste y cómo se gestiona. Según los impulsores de esta iniciativa, uno de los objetivos del ranking de transparencia es ayudar a las instituciones a ser más eficientes a la hora de manejar sus recursos y que la ciudadanía tenga acceso a información respecto a su performance.

A nadie le gusta ser evaluado y menos si las categorías sobre las cuales se realiza dicha evaluación han sido definidas sin la participación de aquellos que serán juzgados. La transición hacia prácticas más transparentes puede ser un proceso complejo que implica la orquestración de distintas áreas de las instituciones, así como también decisiones respecto a cómo presentar los datos para que se conviertan en informaciones que tengan sentido para los ciudadanos. Pero es una transformación necesaria: en 2010, la Fundación Compromiso y Transparencia publicó el informe “A través del espejo. Transparencia en la web de los museos españoles”, que ponía en evidencia la opacidad con la que, en general, los museos españoles manejaban sus informaciones. Según la investigación, por ejemplo, tres años atrás apenas un 2% de los museos españoles publicaba su plan estratégico; sólo el 20% daba a conocer información relativa a sus decisiones sobre a la adquisición y préstamos de sus colecciones; y ninguna de las instituciones estudiadas publicaba el perfil completo de su estructura directiva, plantilla y miembros de su patronato.

Más allá de los datos que estén obligadas a compartir o no, lo cierto es que algunas instituciones culturales han descubierto que compartir open data a través de sus sitios web, puede ser una excelente manera de establecer nuevas formas de diálogo con la ciudadanía, fomentar su participación, e incluso disparar la innovación cultural. En el mundo anglosajón, la práctica de poner información interna a disposición del ciudadano lleva más de una década: la British Library de Londres publica un Annual Report & Accounts en su web desde 1999, e incluye en su web todo tipo de datos que pueden servir a los ciudadanos o a otras instituciones. El Museo de Arte de Indianapolis, por ejemplo, desde 2008 se comunica con los ciudadanos a través de una sección en su web llamada “dashboard”, donde publican datos abiertos en tiempo real no sólo respecto a las cuentas de la institución, sino también al consumo de energía en el edificio, las obras de arte actualmente en exhibición, el valor de la dotación del museo, el tiempo promedio de visitas al sitio web, etc. En el sitio del Rijks Museum es posible acceder a toda su colección en imágenes de alta resolución: ¿quieres montar una app con ese contenido, armar una exposición virtual o hacerte un cuadrito? ¡Bienvenido!

COMPARTE O BUSCAREMOS BAJO TU ALFOMBRA

Parece que el debate ya no pasa por compartir datos o no compartirlos. En un mundo de “Gobierno Abierto”, Wikileaks y la reciente StrongBox (la nueva plataforma del New Yorker donde los usuarios, de manera anónima, pueden enviar documentación confidencial a periodistas), datos y transparencia deberían ir de la mano. El escándalo suscitado a partir de las declaraciones de Edward Snowden sobre las irregularidades cometidas por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, mejor conocida comoNSA, pone en evidencia al menos dos fenómenos cruciales: que el secretismo tiende a devenir en abuso de poder y que la ciudadanía, cada vez más, exige transparencia.

Lee el post completo en este link.

Contra la obsolescencia planificada. El móvil customizable.

“Everyday we throw away millions of electronic devices, because they get old and become worn out. But usually it’s only one of the components that causes the problem. The rest of the device works fine but is needlessly thrown away. Simple because electronic devices are not designed to last. This makes electronic waste one of the fastest growing waste streams in the world. And our phone is one of the biggest causes.

So this is a new kind of phone. It’s made of blocks. Detachable blocks. They’re all connected to the base, and the base connects everything together. Electrical signals are transferred through the pins, and two small screws lock everything in place. So if for instance your phone is getting a little slow, you could just upgrade the block that affects the speed. Or if something breaks you can easily replace it with a new one, or update it with the newest version.

Another great thing about this is, that you can customize your phone. So lets say this is your phone and you do everything in the cloud. Why not replace your storage block for a bigger battery block. If you are like this guy and love to take pictures, why not upgrade your camera? Or if you don’t care about any of this stuff you can keep it simple a get a bigger speaker. You can choose the blocks you want, support the brands you like, or even develop your own blocks. Phonebloks is built on a open platform by companies working together to create the best phone in the world.

To set up this platform we need to get the right companies and the right people involved. The will only get started if there is a lot interest in a phone worth keeping.
So this is the plan.
To show them there is a interest for this phone we need your voice. You can donate your social reach on the website. We gather as much people as possible. On the 29th of October we send out the blast. All at the same time. Spreading all your voices, to show the world, there is a need for a phone worth keeping. The more people involved, the bigger the impact.

Please visit Phonebloks.com to raise your voice and spread the word.

Phonebloks, a phone worth keeping”

Smart citizens: transparency is the only way to go

Mara Balestrini:

My nuevo post en Empathic Cities

Originalmente publicado en Empathic Cities:

businessman-and-transparency-sheet-blank

Last week we had a very interesting seminar with Tony Salvador, Director of Experience Insights Lab, Intel. After the presentation we engaged in a conversation about Quantified Self, personal data, data aggregators and so on. I put forward the point that companies will have to give users their data in a comprehensible way and that given current trends in the consumer environment, transparency  is inevitable. My comment lead to some intense discussions and many people claimed that “nobody is working on aggregating our data in a sensible manner so you cannot say that such thing is inevitable”.

Today a good friend forwarded to me this piece of news about a new app that allows you to scan the barcode of any given product at the supermarket and find out if conservative billionaire industrialists Charles and David Koch or who else were behind it.

Once you’ve scanned an item, Buycott will show you…

Ver original 739 palabras más

The internet is making us more narcissistic

Mara Balestrini:

Mientras mas te centres en ti mismo menos te centrar’as en los otros. Tu eliges.

Originalmente publicado en Quartz:

We are in the midst of a “narcissism epidemic,” concluded psychologists Jean M. Twnege and W. Keith Campbell in their 2009 book. One study they describe showed that among a group of 37,000 college students, narcissistic personality traits rose just as quickly as obesity from the 1980s to the present. Fortunately for narcissists, the continued explosion of social networking has provided them with productivity tools to continually expand their reach — the likes of Facebook, Twitter, Pinterest, Foursquare, and occasionally Google Plus.

Evidence for the rise in narcissism continues to come up in research and news. A study by psychologist Dr. Nathan DeWall and his team found “a statistically significant trend toward narcissism and hostility in popular music” since the 1980s. Shawn Bergman, an assistant professor of organizational psychology at Appalachian State University in Boone, North Carolina notes that “narcissism levels among millennials are higher than previous generations.”

Researchers…

Ver original 507 palabras más

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 174 seguidores